Originalmente la fuente proviene del uso del pilón (caída de agua), las fuentes en un inicio se hallaban en las plazas o lugares céntricos de los pueblos para abastecer de agua a los habitantes y calmar la sed de sus animales. Solían ser lugares de encuentro que propiciaban las relaciones sociales e ideas dentro de la comunidad.
Modo fuente es un artefacto creado para generar un estímulo de la creatividad a partir de la posibilidad de prolongar el momento de la ducha, invita al usuario a tener un instante de intromisión o reflexión, sin tener que considerar el desperdicio de agua.
La primera intervención se realiza dentro de una ducha de la Unidad Recreativa de Calimío ubicado a las afueras de Cali sobre lo que anteriormente era un humedal del río Cauca. La ducha se transformó en una fuente purificada de agua al adicionarle un sistema de filtros, la cual se activa con sólo presionar un botón. Este elemento altera el uso habitual de la ducha generando una situación que oscila entre lo obvio y lo anárquico, un experimento que hace posible un tiempo de pensamiento y elimina la preocupación por el desperdicio.
De esta forma este primer prototipo busca redefinir la purificación del agua como la conocemos y como la compramos. Un artefacto que representa el agua como un cuerpo propio, un cuerpo de reflexión para el uso público.
Back to Top