En la siguiente carta expresaré los intereses que he venido desarrollando alrededor de mi práctica artística, en la cual siempre ha existido una constante preocupación por la espacialidad y por la búsqueda de diferentes formas de abordarla. Desde esta perspectiva se puede ver en el desarrollo de mi trabajo un proceso de profundización que parte desde planteamientos de meramente perceptivos, fenomenológicos hasta gestos o acciones políticas.
Mis primeros intereses se enfoncaron en analizar la idea del proyecto moderno y los procesos implícitos de resistencia que se generaron al instaurarse dentro de la sociedad latinoamericana. Estas resistencias a la modernidad siempre han generado  manifestaciones en relación al uso del espacio y han sido determinantes en las formas y uso de los objetos. A partir de esta observación, utilicé objetos que tenía a la mano para crear unos ensambles o instalaciones que generaran  tensiones y estados de equilibrio mientras se relacionaban unos con otros. Desde ahí, me he basado en situaciones de la cotidianidad para representar esta dualidad o contraposición de sentido, desarticulando los objetos y llevándolos a un estado crítico; por ejemplo una cama que se transforma en escalera o un alcantarilla que está llena de luz.
Más adelante, comencé a investigar sobre la modernidad en las periferia, dentro de los procesos de colonización industrial que han generado serios problemas de desigualdad social en latinoamérica. Es ahí donde el fuego dentro de mi investigación, ya que representaba no sólo un elemento fundamental de construcción social y arquitectónica, sino a la vez un elemento de poder a traves tiempo desde lo mitológico.   

Basándome en el fuego hice una inmersión a las afueras de la ciudad de Cali para hacer una revisión del concepto de modernidad periférica, e intentar encontrar una una imagen real de ese supuesto progreso. Fue así que llegué al origen de la materia prima de la ciudad, un horno en una fábrica ladrillera.
El siguiente elemento que decidí trabajar fue el agua como materia prima para explorar la estimulación de los pensamientos cuando se interactúa con ella. Plantee crear un momento infinito de creatividad de interacción con el agua en un espacio público, transformando una ducha pública en una fuente en donde el agua se podía reciclar inmediatamente, dando como resultado una ducha en la cual no se desperdiciaba agua.
Otro concepto que más tarde empecé a desarrollar fue el antispace, un concepto de la física que se pregunta por el lugar que ocupa el universo mientras este se expande. Pensé que el antiespacio nunca lo experimentaríamos debido a que cuando lo ocupamos deja de existir, es la comprobación de la existencia de un espacio que desaparece cuando es ocupado. Entonces esa idea de antiespacio me amplió la concepción del espacio mismo, porque no solo se refiere a él como algo cuantificable. A partir de ahí empecé a construir otras estructuras que reflejaran esa situación del espacio como el iglú realizado con ladrillo y concreto.
Desde el idea del antispace he replanteado el concepto del espacio en mi obra, ampliando la idea de la escultura que está básicamente enfocada en la utilización del espacio físico, y expandiéndolo más allá del mismo. Creando espacios virtuales que cada vez se extienden, siendo cada vez más sofisticados y además alternativas de experimentación y plataformas para la interacción humana.
Esta profundización del concepto del espacio me llevó pensar en otras posibilidades de usar diferentes espacios, como el espacio público que es de una alta complejidad social, siendo más real que el espacio exhibitivo. Entonces, he comenzado a interesarme en la características del espacio público y también de los espacios como no lugares o espacios de tránsito. Por ejemplo los ascensores, los aviones o las terminales. Justamente esto enfoca mis preocupaciones en la hiper sistematización, en el uso cada vez mayor de tecnología en las dinámicas cotidianas que lleva a que el espacio virtual empiece a ocupar un “espacio físico”; características y dinámicas tecnológicas que están atravesadas por una super maquinaria capitalista en la que busco insertarme, pensando el arte no para espacios ya establecidos, como museos o espacios independientes, sino pensando mi práctica como una ocupación, dentro del abuso de la privatización del espacio público para generar una irrupción y momentos de reflexión.

Todas estas reflexiones se han ido fundamentando a través de diferentes experiencias que he tenido como: la pasantía de hecha en Amsterdam en el año 2015 a través de un programa de televisión de un videoartista, llamado the Hoeksteen Live. Un programa con contenidos políticos, económicos, de medios fluyentes y tecnología en comunicación. La dinámica del programa consistía en realizar sesiones en livestream con contenidos de diversos temas como política, economía, tecnología en comunicaciones entre otros, usando tecnología de usuario como teléfonos celulares, tablets o transmitiendo directamente grabando la pantalla del televisor. Además de la práctica con video transmisiones alimentaba un blog constantemente con los contenidos de los cuales seleccionamos las noticias que finalmente transmitiamos en vídeo.

A partir de de esta experiencia con medios fluyentes desarrollé una conciencia política más fuerte por la apropiación de un cambio constante en las dinámicas comunicacionales. Fue todo lo anterior, que me llevó a conocer la estética aceleracionista, tomando como referente estas estética para comenzar a desarrollar nuevos proyecto que incluyeron tecnología y sistemas de programación.

En la actualidad me desempeño como director del programa internacional de residencias del espacio independiente lugar a dudas, en donde realizo todo un acompañamiento a los artistas que vienen de otros países a desarrollar procesos de investigación. Al mismo tiempo, la tarea de mantener un espacio independiente me obliga a involucrarme en la gestión constante de proyectos colectivos, lugar a dudas es un espacio que tiene  muchas formas operativas como colectivo y hemos desarrollado múltiples proyectos desde publicaciones artísticas, exhibiciones, talleres, charlas etc. lugar a dudas es uno de los espacios independientes más representativos de colombia y latinoamérica con más de once años de funcionamiento.Todo esto ha hecho que pueda  fortalecerme y crecer como artista.
Back to Top